Yamaha

Yamaha A-450, la sorpresa “Natural Sound”

El Yamaha A-450 es un amplificador que se producía entre 1979 y 1981. La potencia declarada es de 30 wrms por canal y, gracias también a una estética muy atractiva, obtuvo un buen nivel de ventas. Hoy en día es fácil encontrarlo en el mercado de segunda mano a buenos precios y, debido a su estructura robusta, habitualmente se encuentra en buenas condiciones estéticas. Destacable también el panel frontal de aluminio. Muy bonito con su diseño original y los grandes interruptores luminosos a la vista.

Yamaha A-450

Vista interior de la Yamaha A-450 antes de las modificaciones

El amplificador que llegó al laboratorio funciona a la perfección, sin embargo tiene los mismos problemas de la mayoría de amplificadores con muchos años a cuestas, potenciómetros ruidosos, contactos deteriorados, componentes obsoletos y en mal estado, etc. El propietario me dice que está muy satisfecho con su Yamaha A-450 y que no tiene intención de cambiarlo por uno más moderno, pero que le gustaría mejorarlo con el objetivo de que esté en condiciones de funcionar bien durante muchos más años.

Yamaha A-450

Diagrama de cableado de Yamaha A-450

Lo primero que llama la atención de este Yamaha A-450 es que solo tiene una entrada phono y una entrada de sintonizador además de dos entradas de cinta. La etapa phono, a pesar de estar hecha con circuito integrado, tiene buenas características. Está compuesta por dos circuitos integrados M5214L, uno para cada canal. Es un circuito integrado de bajo ruido, producido en esos años por Mitsubishi y, considerando que puede funcionar con tensiones bastante elevadas, puede soportar señales de entrada muy altas. En nuestro caso se alimenta con un voltaje dual de 20 voltios, de hecho en las especificaciones técnicas, Yamaha declara una capacidad máxima de voltaje en la entrada phono superior a 185 mv.

Yamaha A-450

Primer plano de los M5214L y los 4 nuevos condensadores de Wima

Por otro lado la sección de preamplificador, que incorpora el circuito de tono, está realizada con un circuito integrado muy utilizado en esos años, el famoso “4558 ”. En este caso vale la pena reemplazarlo. El elegido es el evergreen NE5532, mucho mejor tanto desde el punto de vista técnico como por la calidad del sonido. Lo montamos sobre un zócalo para poder sustituirlo fácilmente en el futuro por otros modelos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la alimentación del preamplificador, de unos 15 voltios dual, se alimenta a través de dos resistencias de caída conectadas a la fuente de alimentación de la etapa phono (20V dual). En el caso del 4558 las dos resistencias son de 1500 ohmios porque en esta configuración el circuito integrado absorbe alrededor de 3mA, pero el NE5532 absorbe casi 8, esto significa que tendremos que reemplazar las dos resistencias de 1500 ohmios por dos de 680 ohmios , de lo contrario nos encontraremos alimentando al 5532 con solo 8 voltios…

Yamaha A-450

El NE5532 montado en el zócalo y las dos resistencias de 680 ohmios

El transformador de alimentación genera 27 voltios por ramal, y tiene una salida separada, pensada únicamente para alimentar el relé de protección del altavoz y el correspondiente circuito que se encarga de su activación. Esta solución permite reducir los riesgos de posibles interferencias en la señal de audio a través del circuito de alimentación. Un estabilizador sencillo con una resistencia de 5w y un diodo Zener proporcionan los 20 voltios duales del circuito de la etapa fonográfica, el condensador electrolítico en paralelo al zener es de solo 47 µF y se reemplaza por uno de 470 µF. La tensión de alimentación, doble de 37 voltios, se rectifica mediante un gran puente de diodos. Los dos condensadores de suavizado de la fuente de alimentación de 6,800 µF 45V se reemplazan por un par de 10,000 µF 50V Kemet.

Yamaha A-450

Vista interior de lo Yamaha A-450 con los nuevos componentes

Los otros condensadores electrolíticos del circuito se sustituyen por condensadores FM de Panasonic de igual valor. Los condensadores electrolíticos en serie con la señal que en su lugar se reemplazan con condensadores Wima no polarizados de igual valor son los dos de la entrada y los dos de la salida de la etapa phono (C101, C102, C105, C106) y los dos del preamplificador. (C205 y C206).

Yamaha A-450

Regulación del bias

Después de una minuciosa revisión y limpieza de todos los interruptores y potenciómetros, pasamos a verificar cuidadosamente el circuito impreso y las soldaduras, una vez comprobado que todo está en orden encendemos el amplificador y después de haberlo dejado calentar unos minutos ajustamos el bias. El ajuste es muy fácil y se realiza midiendo el voltaje en los pines correspondientes “TP1 y TP2” para un canal y “TP3 y TP4” para el otro, el fabricante recomienda ajustar los dos trimmers para tener un voltaje entre 7 y 11mv, obviamente en ausencia de señal y con el potenciómetro de volumen en cero.

Las medidas del Yamaha A-450

En las mediciones, la Yamaha A-450 proporciona una potencia mucho mayor a la declarada, antes del clipping medimos con los dos canales funcionando y en una carga de 8 ohmios 19.5 Vrms igual a 47 Wrms mientras que en una carga de 4 ohmios medimos 15Vrms igual a 56Wrms . La respuesta de frecuencia varía de 4 a 40 kHz a -1 dB. Escuchar la Yamaha A-450 nos satisfizo plenamente, ya que exhibe un hermoso sonido transparente y dinámico, y confirma sin lugar a dudas que se puede considerar un verdadero “Natural Sound”.

Yamaha A-450

El amplificador proporciona 19,5 Vrms igual a 47 Wrms en 8 ohmios

About the author

Fabrizio Rodilossi

Apasionado de la música y la electrónica, en la década de los 80 desarrollé mi carrera profesional como director técnico en la compañía Bose, en Italia, posteriormente abrí un laboratorio propio para llevar a cabo proyectos y reparaciones de equipos de audio, y me hice cargo de una renombrada tienda HIFI en Roma. En la actualidad, afincado en Barcelona, ​​continuo combinando trabajo y pasión restaurando y reparando amplificadores, preferiblemente "vintage".

Leave a Comment