Marantz

Marantz 1030, un sonido que desafía el paso del tiempo

El Marantz 1030, protagonista de este artículo, se fabricó en 1972, y junto con su hermano mayor, el Marantz 1060, serán los primeros amplificadores integrados “económicos” producidos por Marantz.

El Marantz 1030 comparte con el 1060 el mismo circuito de la etapa final y, tal como era frecuente en aquella época, utiliza una fuente de alimentación simple y, en consecuencia, un condensador de salida para cada canal. Obviamente, el Marantz 1060 se alimenta con un voltaje más alto para poder obtener más potencia.

Diagrama de cableado de la etapa final del Marantz 1030

Sin embargo presenta diferencias la sección del preamplificador, que en el caso del 1060 usa un control de tonos medios y tiene una sección phono un poco más sofisticada con 3 transistores por canal en lugar de los dos que usa el Marantz 1030.

Un denominador común entre ambos amplificadores integrados es la calidad del sonido que es decididamente superior a los modelos que posteriormente los reemplazaron. El Marantz 1030 (15+15W) permanecerá en producción hasta 1975 cuando será reemplazado por el Marantz 1040, (20w+20w), que a su vez será reemplazado en 1978 por el Marantz 1050 (25w+25w).

Marantz 1030

Comparación interior entre un Marantz 1050 (izquierda) y el Marantz 1030

El Marantz 1030, se restaura con un recap completo, y debo decir que, gracias a la sustitución completa de los antiguos condensadores electrolíticos, es uno de los amplificadores en los que, por encima de otros aparatos, he notado una mejora evidente en la calidad del sonido.

Lo primero que destaca, como muchos de los amplificadores de esta época, es la disposición interna de los circuitos, cada etapa tiene su propia placa de circuito impreso, y los distintos circuitos están conectados entre sí a través de numerosos cables.

Marantz 1030

Vista de la parte inferior del Marantz 1030

El nivel de construcción es realmente excelente, el panel frontal de aluminio es muy atractivo. Los potenciómetros y los diversos interruptores, como de costumbre, deben limpiarse a fondo para eliminar cualquier contacto falso.

Marantz 1030

Vista del interior antes de la restauración

Tras una minuciosa limpieza interna reemplazamos los condensadores electrolíticos de la etapa final. Como siempre los capacitores nuevos son de excelente calidad (Nichicon/Panasonic FM). Los transistores de potencia son dos pares de 2SD315 en paquete TO66.

La placa de la etapa final con los nuevos condensadores

A continuación, se cambian todos los condensadores electrolíticos de la etapa del preamplificador.

La etapa del preamplificador con los nuevos condensadores electrolíticos

Seguidamente es el turno de la etapa phono que, a pesar de usar solo 2 transistores por canal, está bien hecho, y utiliza una pantalla de chapa como protección contra cualquier interferencia.

Marantz 1030

La etapa phono con los nuevos condensadores

Los dos condensadores de salida, originalmente de 2200µF, son reemplazados por dos excelentes Nichicon KG de 4700µF, el uso de una mayor capacidad nos permite mejorar la distorsión y la respuesta en las frecuencias más bajas.

Marantz 1030

Primer plano de los dos condensadores de salida

El condensador de suavizado de la etapa final, que originalmente era de solo 3000 µF, se reemplaza con un espléndido Kemet de 10000 µF. En este caso, utilizar una mayor capacidad ayuda a reducir al máximo la presencia de ripple y a contar con una mayor reserva de energía disponible durante los picos musicales.

El condensador de suavizado de Kemet

Por último se reemplazan los condensadores electrolíticos restantes de la sección de alimentación; cabe señalar que partiendo del secundario del transformador, los circuitos del preamplificador son alimentados independientemente de la etapa final.

Diagrama de cableado de la sección de alimentación

Después de verificar cuidadosamente todas las soldaduras y conexiones, encendemos el Marantz 1030 y vamos a ajustar el bias. Se ajusta con los trimmers R729 y R730 para tener 7.5mV, equivalente a un bias de 15mA, en los extremos de las resistencias R747 y 748. Luego, con los trimmers R723 y R724 se debe ajustar la simetría del clipping.

Marantz 1030

Ajustando el bias del Marantz 1030

Las medidas del Marantz 1030

La potencia continua detectada con ambos canales en funcionamiento es de 23 + 23 Wrms en 8 ohmios y 27 + 27 Wrms en 4 ohmios. Mucho mayor que los 15 + 15 Wrms declarados. La respuesta en frecuencia oscila entre 18 y 75 kHz a -1dB.

Respuesta en frecuencia

La distorsión armónica total a 1kHz y 10Wrms es muy baja, igual a 0,0058%. La sensibilidad de las entradas auxiliares es de 190 mV mientras que la de la entrada phono es de 2,3 mV.

Distorsión a 10Wrms

En la sala de audición el Marantz 1030 nos ha convencido por completo con su calidad de sonido. Ha mostrado un gran equilibrio sonoro, con unos agudos muy dulces nunca estridentes y unos graves claros y dinámicos.

Marantz 1030

El Marantz 1030 durante las sesiones de escucha

 

Sobre el autor

Fabrizio Rodilossi

Fabrizio Rodilossi

Apasionado de la música y la electrónica, en la década de los 80 desarrollé mi carrera profesional como director técnico en la compañía Bose, en Italia, posteriormente abrí un laboratorio propio para llevar a cabo proyectos y reparaciones de equipos de audio, y me hice cargo de una renombrada tienda HIFI en Roma. En la actualidad, afincado en Barcelona, ​​continuo combinando trabajo y pasión restaurando y reparando amplificadores, preferiblemente "vintage".

Deja un comentario